Teatro de lectores

Hay muchas estrategias educativas para mejorar la fluidez lectora. En este artículo nos vamos a centrar en una poco conocida llamada “teatro de lectores”.

 

Este teatro de lectores consiste, de manera resumida, en preparar un guión teatral para representarlo leyéndolo (sin memorizar) y sin vestuario ni un escenario especial. 

 

No hay una manera protocolizada para llevarlo a cabo, pero debería incluir los siguientes puntos:

  • lectura por parte de un modelo para establecer la prosodia y la velocidad lectora adecuada.
  • selección de los personajes
  • lectura repetida por parte de los alumnos para representarlo adecuadamente (puede ser en clase, aunque también en casa)
  • ensayos con las correcciones pertinentes o volviendo a modelar
  • representación final

 

También puede ser conveniente tras la lectura del profesor o tras una primera lectura de los alumnos que estos expliquen con sus palabras el cuento, los problemas, intenciones, características de los personajes, etc. De esta manera, se asegura la comprensión y, en caso de que haya algunas dificultades, poder trabajarlo (ya sea para que todo el vocabulario se entienda o para que se haga una correcta comprensión literal e inferencial).

 

Aunque parece poco utilizada, es una estrategia con muchos puntos fuertes y pocos débiles. 

Entre los primeros, destacan que permite realizar una lectura repetida del texto, que es una estrategia muy estudiada y validada para la mejora de la fluidez, que generalmente es poco motivante porque no tiene una finalidad, lo que se salva en este caso, ya que hay un sentido claro (la representación delante de un público, generalmente la propia clase) que sirve como incentivo y motivación. Al tener que ser representada, no se centra exclusivamente en la velocidad lectora, también en la exactitud y, en gran medida, en la prosodia (que incluye el respeto de los signos de puntuación) y parte de un modelo correcto de lectura (generalmente, la lectura por turnos típica de los colegios españoles no muestran cómo es la lectura esperada, por lo que en muchos casos puede darse importancia de manera explícita o implícita a la velocidad lectora en detrimento de otros aspectos muy importantes para la comprensión). Todo ello promueve la comprensión lectora. De hecho, los estudios que se encuentran en la literatura científica muestran mejoras en todos estos aspectos y en varios de ellos encuentran, a nivel cualitativo, un aumento en el interés por la lectura y satisfacción e implicación con todo el procedimiento del teatro de lectura.

Por contra, no requiere un elevado gasto de tiempo del aula (aunque sí de preparación o adecuación de los guiones por parte del profesor) y se pueden trabajar muchos textos a lo largo del año si se preparan pequeñas representaciones en grupos pequeños cada semana o cada dos semanas (si se plantea bien, en clase puede ocupar poco más que el tiempo que se dedica a la lectura por turnos, que no tiene respaldo científico). 

¿Quieres que te llamemos?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo

¡Solicita información!

    - Consulta sin compromiso -
    Calle doctor Esquerdo 128, 1° B
    28007, Madrid
    Tel.:659 158 324
    E-mail: info@nepsin.es

    La información de esta web ha sido escrita por la autora de la web, ya sea como opinión personal o como síntesis de artículos publicados en revistas científicas. Para la reproducción total o parcial de los contenidos de la web se debe pedir permiso en info@nepsin.es

    About Author

    Related posts

    Bases de la comprensión lectora

    La comprensión lectora se basa principal aunque no solamente en la decodificación y en las habilidades de comprensión lingüística. Ambas deben ser enseñadas y entrenadas si queremos alcanzar una elevada comprensión de toda la información que nos llega por muy diversos canales.

    Leer más

    Leave a Comment

    %d