¿Qué son los trastornos específicos del aprendizaje?

¿Qué son los trastornos específicos del aprendizaje? Es decir, ¿qué es la dislexia, la disgrafía y la discalculia?

La mayoría de los niños aprenden sin problemas a leer, escribir y realizar cálculos; pero hay un porcentaje que presentan dificultades. Estas dificultades se pueden deber a múltiples motivos: la enseñanza es inadecuada (ya sea porque el método no es bueno o que la edad es inferior a la necesaria para que lo puedan comprender y aprender), el niño no está motivado, hay déficits sensoriales o motores que lo impiden o lo obstaculizan (problemas de audición o visión, así como problemas motores centrales o periféricos que afecten a la movilidad de la mano para la escritura, etc.), un bajo nivel intelectual (por lo que, en el momento de la enseñanza no están preparados cognitivamente para aprenderlo). Generalmente, estas causas generan dificultades más genéricas o transversales y que afectan a otras áreas.
Pero en otras ocasiones, hay dificultades específicas en la lectura, la escritura o el cálculo, es decir, solo se afecta una o varias de estas capacidades (aunque si la dificultad es severa y no hay intervención pueden, con el paso del tiempo, afectarse otros aprendizajes, sobre todo académicos por la influencia de la lectura y la escritura en la escolaridad). Cuando la dificultad es clínicamente significativa (es decir, cuando su funcionamiento en una o varias de estas áreas está muy por debajo de lo esperado para su edad, curso escolar y capacidad intelectual) es cuando nos encontramos ante un trastorno específico de la lectura (o dislexia), de la escritura (o disgrafía) o del cálculo (o discalculia).
En el caso de la dislexia se puede afectar la precisión con la que se lee, la velocidad o fluidez y/o la comprensión.
En la disgrafía se altera la ortografía natural, reglado y/o arbitraria, la corrección gramatical y uso de signos de puntuación y/o la organización y planificación de los textos escritos.
Por último, en la discalculia las dificultades se pueden encontrar en la comprensión de las cantidades, el aprendizaje de los hechos matemáticos (como por ejemplo, las tablas de multiplicar), el cálculo y/o el razonamiento matemático.
Las dificultades son persistentes y de por vida (aunque con una intervención adecuada mejoran de manera importante) porque se afecta el desarrollo de áreas cerebrales involucradas en estas competencias y, por tanto, no se curan. La mejora es posible gracias a la plasticidad del cerebro, por lo que puede mejorar el funcionamiento de estas áreas o aprender de manera diferente (y, por tanto, utilizando otras zonas cerebrales que están intactas aunque inicialmente no estaban destinadas a realizar estas capacidades). En los casos más graves, además de utilizar las estrategias anteriores, también se pueden suplir estas funciones por otros medios externos, es decir, con programas informáticos (que leen los textos, que corrigen la ortografía), el uso de la calculadora, etc.
Además de las influencias en el ámbito académico, pueden y suelen influir en otras áreas, como en su conducta, sus emociones, su autoestima, la familia, etc.

¿Quieres que te llamemos?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo

¡Solicita información!

    - Consulta sin compromiso -
    Calle doctor Esquerdo 128, 1° B
    28007, Madrid
    Tel.:659 158 324
    E-mail: info@nepsin.es

    La información de esta web ha sido escrita por la autora de la web, ya sea como opinión personal o como síntesis de artículos publicados en revistas científicas. Para la reproducción total o parcial de los contenidos de la web se debe pedir permiso en info@nepsin.es

    About Author

    Related posts

    Leave a Comment

    A %d blogueros les gusta esto: