Juegos: Batalla de genios

El objetivo de este juego, formado por dos tableros, unos dados, unos cilindros de madera (bloqueadores) y unas piezas de colores tipo tetris (formadas por cubos), es completar la cuadrícula con las nueve piezas antes que tu contrincante (aunque también se puede jugar de manera individual). 

Se empieza tirando los dados que nos indican dónde colocar los bloqueadores, es decir, posiciones del tablero donde no pueden ir las piezas de tetris; una vez colocados, hay que ser el más rápido en conseguir colocar las piezas.

A pesar de su sencillez, pone en marcha muchas funciones cognitivas y permite la estimulación cognitiva en adultos y el aprendizaje de algunas habilidades importantes para el desarrollo cognitivo en niños:

Visopercepción y visoconstrucción: son las principales capacidades que requiere este juego, ya que se trata de colocar las piezas y visualizar los huecos que quedarán cuando coloquemos una pieza en una determinada orientación. En la experiencia que he tenido con este juego y con diferentes personas (muchos niños, pero también adultos) es que en ocasiones a la gente le cuesta darse cuenta de cómo rotar la pieza para que cuadre (pues las dos caras se pueden utilizar, no simplemente girar hacia la derecha o la izquierda sino rotar voltear lo de arriba hacia abajo). Dentro de estas capacidades, hay que destacar que se trabajan las coordenadas en el plano y las tablas de doble entrada para la colocación de los bloqueadores (fácil para niños mayores y adultos, pero una adquisición importante que deben aprender los más pequeños). 

Atención sostenida: en la gran mayoría de partidas no se requiere una atención sostenida mantenida en el tiempo (ya que generalmente las partidas son de pocos minutos), pero por esto mismo las distracciones pueden conllevar perder la partida. Por otro lado, hay partidas que se pueden alargar (ya que hay algunas combinaciones de bloqueadores que solo permiten una única manera de colocar las piezas, lo que complica mucho superar estos niveles). 

Razonamiento lógico y resolución de problemas: el juego propone un problema, colocar todas las piezas, que debe ser resuelto. Esto  involucra  a su vez la planificación y la automonitorización:

Planificación: aunque se pueden ir colocando al azar, es más fácil si se utiliza alguna estrategia: principalmente hay que tener en cuenta que es mejor colocar primero aquellas piezas que son más grandes frente a las pequeñas; dependiendo de cómo hayan quedado los bloqueadores, rellenar aquellos huecos más complicados por sus formas, etc.  

Automonitorización: por cada pieza que se coloca hay que valorar si se puede continuar o no para no perder tiempo en caso de que ya sea imposible que tenga solución (por ejemplo, cuando queda un hueco que es imposible rellenar con las piezas que tenemos por sus formas,  si hay varios huecos de un solo cuadrado o de dos, etc.).

Persistencia: no se trata de un juego de lógica deductiva, no hay una única solución que se obtenga siguiendo unas premisas, sino que es más de ensayo y error. Por muy buena estrategia que se siga, no siempre se consigue resolverlo a la primera. Por otro lado, los retos no están ordenados por dificultad, sino que en cada ocasión se comienza un reto por azar (a partir de lo que salga en los dados) y no se sabe si va a ser o no complicado (algunas tienen varias formas de colocar las piezas y es cuestión de segundos sacar la solución mientras que en otras solo hay una única forma posible). Según indican en la caja, hay 62.208 retos diferentes.

 

El juego está recomendado a partir de 6 años (si bien lo he probado con niños algo más pequeños y no han tenido problema para comprenderlo). 

Una característica buena de este juego es que se puede jugar entre niños de diferentes edades y entre niños mayores y adultos y no siempre gana el mayor, como ocurre con otros juegos. Es cierto que entre niños pequeños y adultos generalmente hay ventaja por edad (ya que los adultos rápidamente utilizan buenas estrategias), pero yendo un poco más despacio de lo que nos permite nuestra capacidad y jugando de manera repetida para que los pequeños vayan descubriendo las estrategias, se consigue equiparar un poco el nivel y ser un juego entretenido para las dos partes (lo que no siempre se consigue con los juegos de mesa de niños).

 

Existen otras variantes de este juego: por un lado encontramos Batalla de genios junior y por otro Batalla de genios stars. 

El primero es una adaptación del juego original para niños más pequeños, a partir de 3 años. El aspecto es más infantil, ya que los bloqueadores son abejas y los dados no requieren controlar las tablas de doble entrada (aunque no es algo especialmente difícil para entender para los niños y, en caso de que les cueste, siempre se les puede ayudar si optáis por la opción original, aún siendo los niños menores de 6 años), sino que van por números y colores. Las piezas están formadas por prismas hexagonales y la forma del tablero es un hexágono. A diferencia del original y el siguiente que describo, está planteado únicamente como juego individual (lo que personalmente me parece que le hace perder algo de gracia, teniendo en cuenta que el precio no es mucho más bajo y que el juego original es comprensible por niños más pequeños).

En la adaptación “stars” el tablero tiene forma de estrella de seis puntas, las piezas son once y están formadas por prismas triangulares combinados entre sí; hay más retos (casi el triple) y es algo más complicado que el juego inicial (además tiene una manera de complicarlo un poco más, jugando con la estrella dorada, que es la unión de dos piezas que no pueden separarse), por lo que está recomendado para mayores de 8 años, aunque la lógica es la misma (no recomiendo comenzar con este con niños pequeños, pero si han jugado a los otros y se les da bien, tampoco es una locura jugar con menos edad que la recomendada por el fabricante).

null

Excepto el juego Junior, los otros dos son buenos juegos para personas mayores y su aspecto es muy neutro. Yo me decanto por el original (aunque si a una persona mayor le gusta, tras una época de jugar puede ser muy interesante añadirle complejidad). A pesar de ser un juego de rapidez, esta no lo es todo y no siempre marca quién gana, sino que una buena estrategia es primordial. Eso sí, tienen que tener relativamente conservada la movilidad en las manos y los dedos. La experiencia con este juego es muy buena y suele tener una gran acogida.

¿Quieres que te llamemos?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo

¡Solicita información!

    - Consulta sin compromiso -
    Calle doctor Esquerdo 128, 1° B
    28007, Madrid
    Tel.:659 158 324
    E-mail: info@nepsin.es

    La información de esta web ha sido escrita por la autora de la web, ya sea como opinión personal o como síntesis de artículos publicados en revistas científicas. Para la reproducción total o parcial de los contenidos de la web se debe pedir permiso en info@nepsin.es

    About Author

    Related posts

    ace alzheimer center Barcelona

    Facememory, prueba gratuita para pérdidas de memoria y Alzheimer

    FACEmemory es una prueba de memoria para valorar si podría estar iniciando un proceso de deterioro (deterioro cognitivo leve o enfermedad de Alzheimer) para realizar desde su casa y de manera gratuita

    Leer más

    Leave a Comment

    A %d blogueros les gusta esto: