¿QUIERES QUE TE LLAMEMOS?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo

¡Solicita información!

1ª VISITA GRATUITA

- Sin compromiso -
C/ Velázquez, 57, 1º Interior Izda.
28001, Madrid
Tel.:659 158 324
E-mail: info@nepsin.es

Niveles de prevención: primaria, secundaria y terciaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece diferentes niveles de prevención:

- Prevención primaria: su objetivo es lo que popularmente se conoce como prevención, es decir, evitar una enfermedad, un daño, un problema o trastorno en personas sanas. Un ejemplo de ello es la revisión de los dientes. En el tema de la prevención de las dificultades específicas de aprendizaje se pueden considerar actuaciones de prevención primaria el contacto de los niños con los cuentos, los juegos que hacen con los padres como el veo-veo, reconocer su nombre o las letras de su nombre, etc.

- Prevención secundaria: este nivel hace referencia a las actuaciones realizadas para impedir el problema en parte de la población que con anterioridad se ha identificado como población de riesgo. Lógicamente, para ello es necesario conocer y poder valorar esos factores de riesgo. Un ejemplo claro son las campañas de vacunación de la gripe destinadas a la tercera edad o personas con determinadas patologías. En el caso que nos ocupa, un ejemplo de prevención secundaria es el programa preDAL (más adelante se analiza con mayor detalle).

- Prevención terciaria: generalmente se conoce como tratamiento y el nombre puede confundir, ya que se aplica en aquellos casos en los que el problema ya existe y está constatado; su objetivo es evitar mayores daños o consecuencias. Por ejemplo, la administración de medicamentos en cualquier enfermedad para tratarla. En relación a las dificultades específicas de aprendizaje, hace referencia a las intervenciones cuando el niño no progresa en la lectura y la escritura tras un adecuado periodo de enseñanza y se le diagnostican dificultades.

Como se ha indicado anteriormente, preDAL es un programa de prevención secundaria (al menos en su modalidad principal, en horario escolar): se conocen algunos factores de riesgo que pueden ser evaluados, se seleccionan aquellos niños con mayor probabilidad de desarrollar estos problemas y se interviene con la intención de que no lo desarrollen o, en el peor de los casos, que las dificultades sean menores. El establecimiento de niños de riesgo no es un diagnóstico ni implica que obligatoriamente vaya a desarrollar dislexia o disgrafía en el futuro (igual que la persona de tercera edad que se vacuna de la gripe no implica que, si no tomase medidas, vaya a enfermar); de lo contrario, sería prevención terciaria.

Igualmente, las medidas disminuyen el riesgo, pero no tienen una eficacia del 100%, no aseguran completamente la prevención (un pequeño porcentaje de personas que están vacunadas cogerán la gripe, pues hay otras variables que influyen).

Inicio: quién soy y el porqué de preDAL

Información importante

La información de esta web ha sido escrita por la autora de la web, ya sea como opinión personal o como síntesis de artículos publicados en revistas científicas. Para la reproducción total o parcial de los contenidos de la web se debe pedir permiso en info@nepsin.es